Redhat 7 Travesti Edition

Sí, se trata de una broma. Mi Redhat 7 nació como Redhat, pero ciertas necesidades propias impuestas por imperativos laborales, han derivado en que al Redhat original, que nació con “pito”, le hayan crecido tetas.

Dispongo de una licencia Development, lo que habilita al sistema operativo a acceder a los repositorios de redhat para poder realizar instalaciones, updates, etc. Sin embargo, Redhat se ha enfocado en desarrollar su sistema hacia la rama de servidores, lo que me obliga a buscar fuentes alternativas si quiero utilizarlo como workstation, tomando en cuenta que mucho del software con el que trabajo no se encuentra a golpe de yum. Por eso, tuve que añadir los repos de CentOS, hacer uso de ciertos recursos de Scientific Linux y de otras fuentes, como Fedora, amén de alguna que otra independiente.

El asunto es que me ha llevado algo de tiempo dejar esta estación de trabajo a mi gusto. He tenido que resolver algunos inconvenientes, crear .rpms desde los fuentes e incluso instalar alguna que otra cosilla haciendo uso de los tarballs directamente.

Entre las novedades a destacar, mi Redhat Travesti Edition, cuenta ya con dnf y zypper (Sí, el que usa SuSE) y todos funcionan a las mil maravillas. También le he cambiado el tema de plymouth que trae por defecto, sustituyéndolo por uno de creación propia.  VPNC no funcionaba al principio, así que tuve que corregir el software a mano. Como Suite ofimática instalé WPS Office, con todas sus fuentes y en español. Ms Office 2010 lo tengo funcionando sobre crossover (ambos cuentan con licencia). He de comentar aquí que Crossover quedó funcional una vez que instalé dnf ya que, por alguna razón, los amigos de Codeweavers no consideran a Redhat como candidato para instalar su software, quiero pensar que debido al enfoque “Server” que tiene el sistema operativo, pero nada es imposible.

El entorno de escritorio que me resulta más cómodo para trabajar es MATE. La solución fue instalarlo desde los repos de Fedora. No me dio ningún problema. Por otro lado, RHEL instala por default un kernel 3. En mi caso, opté por utilizar el último kernel que utiliza Fedora, que a la fecha es 4.14.5-300.fc27.x86_64. Este kernel lo generé usando rpmbuild apoyándome en el .config original del kernel-source de redhat. Tuve que hacer algunos ajustes a mano, pero finalmente anda que se las pela.

En fin, estoy contento de haber convertido una distribución “Server Like” en una “Workstation Like” con todo lo que necesito para mi trabajo diario. Probablemente no tarde mucho en regresar a Ubuntu, que es mi favorita, aunque también tengo ganas de instalar y utilizar por un tiempo Debian. Ya veremos, dijo un ciego.

¡Salud!

Posted in Redhat | Leave a comment

Terminales TTY en OpenBSD 6.3

De vez en cuando, los que nos dedicamos a esto de la informática, tenemos la necesidad de conectarnos a un equipo a través de RJ45, cable cruzado o null modem, por ejemplo. Existen numerosos servidores en los centros de datos que no cuentan con una consola conectada al puerto MGT, siendo necesario cargar la laptop con un adaptador USB a Serial y un cable CISCO para este menester. Es lo habitual en mi caso, aunque siempre existen variantes para un mismo problema:  la conexión en sí misma.

Pero algo que, en apariencia, puede resultar sencillo, en ocasiones se convierte en un problema. En este caso, voy a escribir sobre cómo se realiza la conexión a un switch CISCO Catalyst 3560, utilizando un adaptador DB9 – RS232, un cable CISCO, una laptop Lenovo con OpenBSD 6.3 y Minicom como software para acceder al prompt de administración.

La realidad es que este tipo de conexiones suele ser sencilla. Cuando utilizas Windows, lo normal es instalar el driver del adaptador y con Putty, realizas la conexión, configurando todo el asunto en la sección SERIAL. En linux, no necesitas instalar ningún driver y, también puedes utilizar Putty. De este modo, Putty se convierte en una herramienta multiplataforma. Lo que difiere, a la hora de configurar el software, es cómo cada sistema operativo ve al device en cuestión.

Pero en OpenBSD el asunto ya no es tan sencillo. ¿Por qué? Porque Putty no funciona. Es decir, puedes instalar Putty en OpenBSD sin problemas, pero a la hora de configurar el puerto correcto e intentar acceder al equipo, te aparecerá un error como el de la siguiente imagen:

¿Por qué pasa esto? No tengo idea. ¿Cómo sé que el puerto indicado es el correcto? Porque el mismo puerto se configura en Minicom, al igual que invocando el comando cu -l directamente y dicho problema no aparece. ¿Hay que indicarle a Putty otra nomenclatura diferente? Es posible, pero no he encontrado nada de documentación al respecto. Además, carezco del tiempo y de las ganas de investigar este asunto en relación a Putty. Minicom rulz !!!

Bien, llegados a este punto y, descartando Putty, estos son los pasos a seguir para configurar Minicom y poder acceder al switch CISCO usando el puerto serial a través de un adaptador USB:

Lo primero que tenemos que hacer es enchufar el adaptador a la laptop. Doy por supuesto que el cable CISCO también está debidamente conectado a la salida SERIAL de dicho adaptador. Llegados a este punto, ejecutamos desde una ventana de terminal el comando tail -f /var/log/messages, que nos tiene que arrojar una salida similar a la siguiente:

Como se aprecia en la captura, mi dispositivo aparece como ucom0/uchcom0 y también me muestra el “vendor”.

En la documentación de OpenBSD se nos indica que estos dispositivos, a la hora de configurarlos en el software de conexión, deberá de hacerse como /dev/ttyU o como /dev/cuaU. En mi caso particular, probe con ttyU0 y no funcionó, así que solamente quedaba experimentar con la segunda opción, la cual resultó exitosa:

Lo único que falta entonces es configurar Minicom. Para hacer esto, obviamente tenemos que tener instalado el software e invocarlo como minicom -s para que nos permita indicarle el dispositivo a utilizar, que sería /dev/cuaU0, así como generar y guardar un archivo de configuración para sesiones futuras, en formato dfl.

Hecho esto, solamente queda realizar la conexión, la cual, como muestra la siguiente imagen, no da mayores problemas.

De este modo, ya tenemos configurado Minicom y podremos conectarnos directamente a la MGT de un switch CISCO, a una XSCF de Oracle, a una MP de HP, etcétera.

Para finalizar, quiero aprovechar para agradecer a mi compañero Chuy Escamilla por prestarme el switch CISCO para las pruebas de conexión.

Posted in *BSD | Leave a comment

Proyecto “Maneja bien”

El título del proyecto se lo puso el Ayuntamiento de San Nicolás de los Garza. Corría el año 2005 o 2006, no recuerdo muy bien. 

Sobre un LTSP (Linux Terminal Server Project) monté un sistema de exámenes teóricos para la obtención de la licencia de conducir. Dicho sistema lo desarrollé desde cero en lenguaje C y consistía en una serie de preguntas de opción múltiple que obligaba a los futuros conductores a estudiar si querían obtener su licencia. El proyecto fue donado al municipio en su totalidad. Las preguntas eran aleatorias y estaban contenidas, en una base, un total de 400, de las cuales, al aspirante a conductor, le tocaba responder a 20. Para pasar el examen, la puntuación mínima era del 70%. He visto a individuos llorar y a otros salir encabronados de ahí. Durante por lo menos una semana, no hubo “mordidas” en San Nicolás. Después, el programa siguió funcionando, pero yo desaparecí del panorama. El trabajo estaba hecho y entregado.

En su momento no lo sabía, pero el municipio organizó todo un evento para la inauguración de este sistema. Allí estaba el alcalde, el servicio de informática en pleno, el director de tránsito y un montón de gente que no había visto en mi vida. De mi parte, solamente había dos amigos: Heinz y Punk0.

El asunto es que la noticia salió en televisión y en algún periódico del área metropolitana de Monterrey. 

Pongo este post aquí, porque acabo de encontrar (en formato .3gp) la noticia que sacó Info 7 en su momento, así que, pido disculpas por la calidad del mismo. No obstante, esto forma parte de mi historia personal, así que ¡qué diablos!, creo que no está de más que aparezca en mi blog.

Posted in Development, Personal Projects | 1 Comment

¿Es Linux para perdedores?

Hace unos días, mientras buscaba documentación sobre OpenBSD 6.2, llegué de casualidad a un artículo de la revista Forbes publicado en el 2005. Dicho artículo es sobre Theo De Raadt, quien fue fundador del proyecto NetBSD y OpenBSD. El fulano es contundente, pero coindido con él en algunos aspectos.

Este es el enlace:

https://www.forbes.com/2005/06/16/linux-bsd-unix-cz_dl_0616theo.html#3b82c3c5171d

Hay algunas cosas que me hicieron reír, como esa donde manifiesta que “los desarrolladores de Linux y BSD son, en esencia, lo mismo, pero con la diferencia de que los de BSD han besado chicas”. Ahora solamente falta que aparezca Ron Jeremy hablando sobre su contribución al kernel linux… xD.

Hay algunas cosas que el amigo Theo olvida. Una de ellas es sobre la funcionalidad del software. Si bien, a mí en lo personal, me gustan mucho los sistemas BSD, tengo que reconocer que, en cuestión de software, todavía tienen bastantes carencias, incluso hoy en día. Muchas de esas carencias son solucionables usando las típicas emulaciones linux que los sistemas BSD ofrecen como opción, pero no es lo mismo que ejecutar programas de forma nativa. Por otro lado y, dependiendo del hardware, en muchas ocasiones, dejar un sistema BSD “al tiro” es un verdadero dolor de cabeza.

Lo que es cierto es que la portabilidad de los sistemas BSD es alucinante. Es decir, cuando el código es muy bueno, se te abre el mundo hacia otras arquitecturas. Para muestra, NetBSD. Por otro lado y, cuestión no menos importante, compilar un CUSTOM kernel en cualquier BSD es infinitamente más rápido, sencillo y práctico que compilar linux. No podemos olvidar que un usuario de BSD, normalmente, tiene la necesidad de generar kernels customizados con mayor frecuencia que un usuario de linux (Habilitar los módulos de la mayoría de las tarjetas wifi que hay en el mercado es [o era] un claro ejemplo de ello).

Hace ya unos cuantos años, fui un usuario activo de NetBSD. Ahora, hace apenas unos días, el amigo Theo de Raadt y su equipo, liberaron la versión 6.3 de OpenBSD. Un poco cansado ya de tanto Linux y en honor a tiempos pasados, decidí instalar esta versión recién liberada, en la laptop que se puede ver en la fotografía. Como entorno gráfico, me decanté por XFCE4. De momento, todo funciona bastante bien. Cuando tenga oportunidad, instalaré los ports y terminaré de realizar algunos ajustes adicionales. Ya veremos si este BSD cumple con mis expectativas y se instaló para quedarse o, por el contrario, se trata de un inquilino con fecha de salida próxima.

Posted in *BSD, Free Software, Opinión | Leave a comment

Finch – Mensajería desde la consola

Hace unas cuantas semanas, publiqué un artículo sobre el uso de Sky como sustituto de Lync para entornos Linux. Además de Sky, es posible utilizar Pidgin para este menester. Lo único que se necesita es instalar el complemento pidgin-sipe para que nos ofrezca la posibilidad de conectarnos a un Lync Server y estar comunicados, en mi caso, con varios compañeros de la oficina.

Bien, para los amantes de la línea de comandos o, para aquellos que tienen pocos recursos en sus equipos, existe una solución que se llama Finch. Grosso modo, se puede decir que Finch es el Pidgin de la consola o terminal.

En mi caso, tengo instalados los plugins “sipe” para Lync y “Skypeweb” que sirve para utilizar Skype sin la necesidad de instalar ese pesado y nefasto cliente de mensajería.

La aplicación es sumamente intuitiva. Usa siempre una combinación de teclas que incluye ALT más algunas letras. Por ejemplo, para redimensionar la interfaz se utiliza Alt+r, para cerrar una ventana de conversación, se utiliza Alt+c, etcétera.

Finch es una excelente opción si uno no dispone de un equipo demasiado potente, lo que no suele ser descabellado, tomando en cuenta que las  empresas ya no invierten como antes en equipo para sus empleados. De todos modos, uno se las ingenia y, como se puede apreciar, no hay mal que por bien no venga.

Si estás cansado de tener dos mensajeros abiertos a la vez o, de plano tu equipo no te da suficiente rendimiento, pues aquí tienes una excelente alternativa. En vez de quejarte, usa Finch. 🙂

Posted in Messengers | Leave a comment

Probando OpenIndiana

Pues como indica en título de este post, hace unos días decidí probar OpenIndiana. Lo hice en modo “live” y, para ser sincero, me gustó. 

El problema que le veo, en mi caso personal, es que no hay un driver para la tarjeta wireless que utiliza la laptop designada para la instalación en disco, lo que me ogligaría a utilizar la tarjeta de red convencional, es decir, entrar a internet mediante cable, algo que descarto por simple comodidad.

He buscado hasta la saciedad y no he encontrado nada. Entonces se me ocurrió la idea de crear mi propio driver, tomando en cuenta que el firmware de mi tarjeta está disponible y ya fue adaptado exitosamente en proyectos como NetBSD, FreeBSD, OpenBSD y Linux. Sin embargo, los paquetes que utiliza OpenIndiana tienen la extensión .p5i. Esto, de momento, me obligaría a invertir tiempo en estudiar sobre la construcción de los mismos, algo que por el momento, descarto, aunque parece una buena área de oportunidad.

Esperemos que este proyecto siga adelante. Para los que ya tenemos experiencia con Solaris, creo que es una muy buena opción. Por otro lado, supone una alternativa UNIX diferente a las ya conocidas distribuciones Linux y a los *BSD. 

Más información y descargas en el siguiente enlace:

Download

Posted in OpenIndiana, Solaris | Leave a comment

VirtualBox en Slackware 14.2

VirtualBox se ha convertido para mí en una herramienta casi imprescindible. Parte de los laboratorios que hago en el trabajo, suelen iniciar en mi equipo. Después paso todo al laboratorio del área, pero generalmente, los primeros pasos son en mi equipo personal. Utilizo indistintamente VirtualBox y KVM, cada uno con sus pros y contras.

Bien, en este artículo describiré brevemente cómo se instala VirtualBox en Slackware, ya que no hay un paquete oficial para este sabor de linux.

Lo primero que hay que hacer es comprobar que los fuentes del kernel se encuentren en /usr/src. En mi caso, utilizo un kernel GENERIC y el path absoluto es /usr/src/linux-4.4.118

Después hay que moverse a /boot y copiar el archivo config-generic-4.4.118 de la siguiente manera:

cp -rp /boot/config-generic-4.4.118 /usr/src/linux-4.4.118/.config

Hecho lo anterior, solamente queda preparar los módulos, para lo cual, procederemos como sigue:

cd /usr/src/linux-4.4.118

make prepare && make modules_prepare

El proceso anterior es muy rápido y, tras realizarlo, ya estamos en disposición de instalar VirtualBox, el cual hay que descargar de https://www.virtualbox.org/wiki/Linux_Downloads. Para el caso de Slackware, seleccionaremos la versión que aparece como “All distributions (built on EL5 and therefore do not require recent system libraries)”.

Una vez descargado, asignamos permisos de ejecución con chmod +x nombredelpaquete y lo ejecutamos con permisos de administrador, tal y como se muestra en la siguiente imagen:

Para finalizar, solamente queda realizar una llamada al ejecutable y ya estaremos en disposición de comenzar a crear las máquinas virtuales que necesitemos.

Para añadir toda la funcionalidad a VirtualBox, siempre será aconsejable instalar el extension pack, el cual nos va a permitir compartir directorios entre el host y las VMs, por ejemplo, utilizar los puertos USB y alguna otra cosa adicional que siempre será de ayuda cuando de entornos virtuales se trata.

 

Posted in Slackware, Virtualization | Leave a comment

Slackware 14.2

Slackware fue una de las primeras distribuciones que instalé. Corría la década de los 90 y Linux apenas estaba abriendo sus ojos al mundo. Recuerdo que fue una auténtica odisea instalarlo en mi equipo de entonces. Con el paso del tiempo, fui probando diferentes sabores: Caldera, debian, redhat, suse, pero a Slackware siempre le he tenido un cariño especial.

Después de bastante tiempo, he vuelto a instalar esta distro en “mi ordenador de los viajes”, un equipo portátil con pocos recursos que utilizo cuando salgo de la ciudad. Procesador Celeron, 4 GB en RAM y un disco duro de 1 TB que hace bastante ruido.

Aprovechando el tiempo libre de Semana Santa, decidí descargar Slackware 14.2 e instalarlo desde un USB. Como entorno de escritorio me decanté por XSCF en lugar de KDE y me dispuse a leer algo de documentación al respecto de esta versión que, yo no lo sabía, ya cuenta con cambios importantes respecto a cuando la usaba de forma ordinaria en el pasado.

Desafortunadamente, a Slackware le siguen faltando paquetes que sí están disponibles para otras distribuciones. Alien sigue siendo un remedio que ayuda en muchos casos, aunque no en todos. Ahora pasaré algo de tiempo dejando a mi gusto esta distribución que me trae buenos y gratos recuerdos. A lo mejor y, dependiendo de ciertos factores, quizá vuelva a ser un ‘Slackware user’ a tiempo completo.

¡Salud!

Posted in Slackware | Leave a comment

La libertad de decidir.

Dentro de las numerosas acepciones que la palabra ‘Libertad’ contempla, la que más me gusta es la siguiente (RAE):

1. f. Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.

A mi edad, prefiero centrarme más en el asunto de la “usabilidad” antes que abordar el tema de la “libertad” desde el punto de vista del software. Me explico: empecé a utilizar linux en la década de los 90, poco tiempo después de que comenzasen a aparecer distribuciones para instalar en los viejos pcs de entonces.

Siendo joven e inexperto, fui madurando instalación tras instalación. Me cambié a BSD durante una temporada. Fui usuario de Slackware unos años, después de Debian. Participé de la comunidad de múltiples maneras: preguntando en los foros, ayudando a otros con algunas cuestiones, desarrollando alguna que otra aplicación, evangelizando, asistiendo a eventos, etc. Sin embargo, el paso del tiempo y la imperiosa necesidad de algo tan sencillo como tener que ganarme el sustento en un modelo sociolaboral como el actual (aunque no me guste), me han llevado a tomar una determinación respecto a la cuestión de “libertad” o de “funcionalidad” y “usabilidad”, sin perjuicio de dicha usabilidad amparada bajo la licencia GNU/GPL o cualquier otra de su tipo, por supuesto.

Pretendo referirme, en esta pequeña reflexión, a que en la mayoría de los casos, el hombre no puede vivir  bajo el concepto de “la libertad del software”, a no ser que te llames Richard Stallman. A muchos de nosotros nos resulta muy difícil cerrarnos en la negatividad de utilizar software propietario basándonos en una filosofía llena de razones pero, que no toma en cuenta o, simplemente pretende dejar a un lado, la realidad de la vida. Es decir, creo que nadie en su sano juicio reniega de un trabajo porque en su empresa le están obligando a utilizar Office, Windows, AIX, etcétera. Es decir, no solo se trata de predicar, sino de predicar con el ejemplo, algo sumamente complicado en materia de uso de software.

Richard Stallman me parece un tipo extremadamente repetitivo. Puede tener más razón que un santo en lo que dice, pero a mí me resulta aburrido. Escuchar a Stallman hoy en día es como haberlo hecho hace 20 años. No cambia en nada su speech, repitiendo constantemente la misma canción una y otra vez. Comprendo que hay gente joven que apenas está descubriendo los conceptos de este mundo sorprendente y atractivo, pero cuando escribo esto, me estoy refiriendo a un punto de vista estrictamente personal, que ya tengo unos cuantos años encima y sé quienes mueven los hilos del tinglado. La libertad, por mucho que Stallman evangelice, estriba en que el individuo tenga el poder de decidir si prefiere convertir sus CDs de audio en el castrante formato .ogg que nadie usa o en el conocido y masificado .mp3, por poner un solo ejemplo que me viene a la mente en este momento (hay muchos más). La libertad de modificar el software es proporcional al conocimiento que tengas para hacerlo y, la mayoría de las veces, a las ganas que tengas de aprender a hacerlo. Por lo tanto, respeto el hecho de que haya gente que prefiera sentar su culo sobre una piedra, símbolo natural, si se quiere, de la existencia del mundo, pero yo prefiero un jodido sofá; elijo pagar por ese sofá al que no me interesa modificar ninguna de sus características a perder el tiempo dándole cincelazos a la piedra hasta que se adapte a mis delicadas posaderas. Así de simple.

Utilizo linux, a secas, precisamente porque soy de la vieja escuela y me importa un cojón de pato si hay gente a la que le molesta que se le llame “linux” en lugar de “GNU/Linux”. El uso del lenguaje tampoco debe de ser impositivo y, lo mismo que los idiomas evolucionan según su uso y costumbre, así lo hacen también ciertas definiciones aplicadas a ciertos conceptos. Y así lo hace en su mayoría, le duela a quien le duela, la comunidad. En este punto, también existe la libertad de poder decidir y expresarse. Utilizo Ubuntu y Redhat porque incluyen software no libre que me facilita la vida, porque me permite seguir utilizando linux incluso en una oficina donde el estándar de facto se basa en software completamente propietario. Utilizo Ubuntu y Redhat porque no me gusta perder tiempo valioso de mi existencia en algo que considero está ahí para facilitarme precisamente dicha existencia, no para complicármela. Utilizo Ubuntu y Redhat porque tengo el derecho a elegir qué utilizar y tengo el derecho de no querer aprender a modificar absolutamente nada. A eso es a lo que yo le llamo libertad,  y lo demás se constituye en un concepto que usa el mencionado término para adaptarlo a su conveniencia.

Me parece excelente que existan filosofías, que se defiendan libertades, que haya personas que trabajen para que el mundo sea un poco mejor cada día, pero no nos confundamos, porque el fanatismo de algunos dentro del movimiento GNU es comparable al de una yihad contra el resto de opciones, donde defienden sus puntos de vista y no respetan el de los demás, incluyendo sus libertades individuales. No me refiero a toda la comunidad, pero conozco unos cuantos que confunden, incluso después de los años, el tocino con la velocidad.

En otro orden de cosas, utilizo Ubuntu y Redhat porque me parecen simples de instalar, me proporcionan todo aquello que necesito de una forma sencilla y, sobre todo, porque me siento cómodo utilizándolos. Y porque la libertad de decisión, para mí, es infinitamente más importante que la filosofía.

Posted in Free Software, Opinión | Leave a comment

OSUX64 – Control de carga de la batería

Ya he indicado en un post anterior, que OSUX64 está construido sobre una laptop. Dicho equipo, obviamente, dispone de una batería. Al utilizar CDE como entorno gráfico, no existe ninguna herramienta que permita tener el control de carga de dicho elemento. Aquí entra en juego ACPI, que me indica el nivel de carga del dispositivo. Sin embargo, para saber en todo momento cual es el nivel que tiene, hay que abrir una terminal y teclear el comando en cuestión, lo que no es para nada, práctico.

Para solucionar esto, nada más sencillo que escribir un simple script, el cual, a modo de loop, va monitoreando la batería, haciendo una llamada a ACPI cada sesenta segundos. Es decir, cada minuto, nos da la información sobre la carga real del mencionado dispositivo.

El script lo tengo en /usr/bin y se llama “battery”. Como se muestra en la captura anterior, el contenido de dicho script es extremadamente sencillo y muy útil.

Posted in OSUX64, Personal Projects | Leave a comment