Probando la Beta 1 de RedHat 8

No sé si a esto de tener la oportunidad de probar Betas se le puede llamar privilegio, pero, sea como sea, he tenido la oportunidad de probar RedHat 8, así que, comentaré al respecto.

El instalador sigue siendo anaconda, aunque con alguna modificación visual. El entorno gráfico, gnome. Trae una opción para instalar una Workstation, lo cual es bastante bueno si lo mantienen en su versión final. No he visto a KDE por ningún sitio.

El kernel que trae es un 4.18, así que, quizá es la novedad más importante, desde mi humilde punto de vista. Por otro lado, el idioma español no aparece en las opciones de instalación. Sí, es una Beta, pero dejar fuera al segundo o tercer idioma más hablado del mundo me parece un crimen. Como se les olvidó el español, lo instalé en gallego, que ese, junto al euskera y asturiano, sí vienen.

No le tengo mucha fe a esta versión de redhat, la verdad. Es pronto para aventurarse a dar una opinión definitiva y, por lo tanto, no lo haré, pero los cambios no son muy notables. Les falta un buen trecho por andar y esta beta me parece algo precipitada. Yo me hubiera esperado a que la cosa madurase un poco más. Hago yo mejores betas de mis sistemas, que estos tipos de RedHat. Me he limitado a la instalación solamente. No he instalado software adicional. Por supuesto, la instalación la hice en una máquina virtual, pues mis equipos físicos tienen otra finalidad.

Pues aquí lo dejo por el momento. No he podido aportar mucho al respecto, salvo lo mencionado, pero tampoco me preocupa demasiado. RedHat es una opción que ahora mismo no contemplo, con la natural excepción del trabajo, pero eso es otra historia.



This entry was posted in Opinión, Redhat. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.